¿No tienes tiempo para meditar? Reflexión de Osho

hombre de trabajo meditando

Les compartimos una interesante reflexión de Osho acerca del tiempo que dedicamos a la meditación, y las excusas que inventamos para no hacerlo.

 

Eres un creador. Creamos nuestro tiempo, creamos nuestro espacio, creamos nuestro ambiente, mediante el vivir. Sea cual sea tu posición en la vida y sea cual sea tu trabajo y tu situación externa, no lo conviertas en una excusa. Puedes meditar igual y la meditación no necesita tiempo. Necesita comprensión, no tiempo.

Y no está en conflicto con otras cosas. Por ejemplo, si comes, comes conscientemente. No necesitas de ningún tiempo extra. Al contrario, ahorrarás tiempo porque comerás menos. Al hacerlo conscientemente, comerás menos; con consciencia te volverás más eficiente. Ahorrarás tiempo. Al ser consciente perderás menos energía, disiparás menos energía. E incluso, tras todo un día de trabajo te sentirás tan fresco como por la mañana, porque no es el trabajo lo que te agota; es la actitud.

Te diriges a tu oficina, a unos cuantos kilómetros. Acudes a tu oficina y eso te agota. Pero si es domingo y estás paseando por placer y vas hasta tu oficina y regresas, entonces es agradable y no te va a agotar. Te refrescará. Si haces algo como si estuvieras haciendo un trabajo, te agotará. Si haces lo mismo como si fuera por placer, te refrescará. No es el trabajo: es la actitud.

La mente que vive en meditación transforma todo el trabajo en placer y la mente que no es meditativa trasforma incluso la diversión en trabajo.

Observa a los niños. Se ejercitan más que tú, pero nunca se agotan. Siempre están plenos de energía. ¿Por qué? Porque todo es una diversión. Por causa de la industrialización más pronto o más tarde debido al proceso de automatización que está llegando, el hombre tendrá sólo una dimensión. Esa será la dimensión del juego. El trabajo será entonces inútil. Esa será la dimensión del juego. El trabajo será entonces inútil y todas las viejas enseñanzas de que “El trabajo es divino.” El trabajo es un deber y el trabajo es divino, y uno ha de trabajar, carecerán de sentido.

El ocio, el placer, la alegría, la fiesta, el juego, son los términos clave para el futuro. La seriedad se considerará una enfermedad. La alegría se considerará sinónimo de estar sano. Se ahorrará más y más tiempo y aun hasta los más ancianos tendrán que ser como niños que juega. Solamente entonces podrán vivir; sino, tendrán que suicidarse.

Toda la historia de la Humanidad hasta nuestros días ha estado orientada al trabajo. Desde ahora en adelante se orientará hacia la diversión. Y la meditación te proporciona una nueva infancia, una nueva inocencia, una nueva alegría. Entonces la vida entera se convierte en una ceremonia.

No te pongas excusas. Pueden parecer válidas, pero son un peligro. La meditación no entra en conflicto con nada.

 

Osho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website